BATE 3-1 Debrecen: no apto para cardíacos


Alegría extrema en las gradas del BATE (Fuente propia)

Alegría extrema en las gradas del BATE tras el gol ‘in extremis’ de Krivets (Fuente propia)

Hoy, a las 19:30h se viviría uno de los partidos más épicos en lo que llevamos de previa de la Champions League.

XI's de los dos equipos (Fuente: @AlexSD98)

XI’s de los dos equipos (Fuente: @AlexSD98)

Con estos jugadores saltarían los dos equipos al terreno de juego en el Nuevo Borisov Arena. El equipo de Alyaksandr (BATE) saldría con un 3-5-2 para poder tener más presencia en el centro del campo en los ataques con dos carrileros como Khagush y Mladenovic, en el centro del campo saldrían con el típico trivote con Krivets como hombre más adelantado, arriba saldrían con Gordeychuk y Rodinov segundo punta, el equipo visitante saldría con el esquema habitual como un 4-4-2, con un Jovanovic subiendo sin parar aprovechando los huecos dejados por Mladenovic, con Varga organizando en el centro del campo y Zsidai como ‘guardaespaldas’, arriba tendrían dinamita con Bouadia, Szakaly, Sibide y Seydi -el mejor del Debreceni sobre el campo-.

Se planteaba un partido en el que los dos equipos se refugiarían en el área en busca de algún resquicio del rival para ponerse delante del marcador, pero sucedió todo lo contrario, desde el minuto uno el ritmo de ida y vuelta era constante hasta la llegada del primer gol del Debreceni de penalti provocado por Novakovic a Seydi en una salida en falso, Sidibe no fallaría desde los once metros y el Debreceni pondría cuesta arriba la remontada del equipo local, la eliminatoria parecía no peligrar para los de Elemér, hasta que en el minuto 38, Bouadla haría una tontería y sería expulsado por doble amarilla, el BATE se fortaleció, y así lo demostró un minuto después con un misil de Volodko desde la frontal del área, así acabaría una segunda parte convulsa. La primera tendría unos primeros quince minutos muy tranquilos para el Debrecen, que incluso dispuso de una ocasión para ponerse por delante en el marcador, cuándo parecía estar más cerca el tanto del conjunto húngaro, llegaría el gol con una inyección de fe por parte de Rodionov en el minuto 66 gracias a un centro de Olekhnovich -recién entrado al terreno de juego- rematado con pierna derecha por el delantero, quedarían minutos de infarto y nervios para los dos conjuntos, el BATE lo intentaba, pero con cierto miedo gracias a las internadas de Seydi en el área local, parecía todo perdido para el BATE, cuando incluso el árbitro había añadido ¡seis minutos!, Krivets

no perdería la fe, y en el 94, Mladenović pondría un centro a la cabeza del medio en una pésima salida de Chernik y este en un delirio pondría el 3-1 a uno en el iluminoso además de sellar la clasificación de su equipo para los play-offs de Champions.

Seydi angustiado en el terreno de juego (Fuente propia)

Seydi angustiado en el terreno de juego (Fuente propia)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s