La aspirina de Schmidt


 

El Leverkusen celebrando su clasificación a Champions (Vía UEFA)

El Leverkusen celebrando su clasificación en Champions (Vía UEFA)

Habré visto relativamente poco la Bundesliga en lo que llevamos de temporada, pero si hay un equipo que nunca me pierdo, es el Bayer de Schmidt. Agresivo, rápido y sólido, parece que esté describiendo al Atlético, pero no, es el nuevo equipo aspirina, con ganas de gustar y gustarse, sin complejos, a por todas.

Con el despido de Hyypia una tarde de abril, el futuro se veía gris, incierto. Schmidt llegó a un equipo con gripe que realmente había cumplido con el finés pero que en juego y en actitud dejaba mucho que desear, se ganaba por calidad individual, más que por el equipo en general.

El entrenador alemán venía ya de una aventura exitosa en Salzburgo, llegó a Leverkusen queriendo hacer lo mismo que en Austria, un equipo sólido atrás y eléctrico a la contra, parecer ser que lo consiguió, una primera posición en una Bundesliga lo avalan. Su estreno en la Bundesliga llegaría en el Westfalenstadion, ante el Borussia, partido complicado y más viendo que el equipo de Klopp había venido de ganar la DFL-Supercup ganando al Bayern de Pep por 2-0, resultado algo sorprendente, Schmidt se estrenaría con el gol más tempranero de la Bundesliga, procedente de las botas de Bellarabi, jugador fetiche pero algo cabezón.

Lo más importante no es ni el resultado ni el gol tempranero, es el cómo se ganó. El Bayer salió con 4-2-3-1 con ganas de morder, con Toprak y el indiscutible Spahic en la medular de la zaga, con buena salida de balón, pero sin complicarse en demasía y con Jedvaj -normalmente central- como lateral derecho, el joven zaguero sorprendió sustituyendo a Donati con un gran partido en defensa y algo más que correcto en ataque, a la izquierda saldría con Boenisch que venía siendo algo cuestionado, fue una maravilla con una defensa tan adelantada; en el centro del campo saldrían con un doble pivote -como viene siendo normal- con un Castro muy sacrificado en defensa y el insustituible Rolfes, con calidad para defender y organizar por igual; más arriba estarían el coreano Son en banda derecha, pero intercambiándose algunas veces con Kiessling y volviendo loca a la zaga de Klopp, más Calhanoglu como ’10’ y es que es una maravilla verlo en esa posición, recibiendo y surtiendo de balones a diestro y siniestro con ese guante en la pierna derecha, caviar, a la derecha y a la misma altura que los dos anteriores, se encontraba Bellarabi, el más eléctrico de esta línea de tres y el más sacrificado en defensa con tendencia a complicarse sin motivo, pero gran jugador al fin y al cabo, arriba el goleador con Kiessling, que incluso se intercambiaba con Son en los balones en largo de Leno para crear superioridad y crear una ocasión -la mayoría vendrían así- en un rechace o por el estilo con hombres tan rápidos en la retaguardia como Son y Bellarabi.

Once ideal del Leverkusen (Extracto de la guía de eltiralineas.es)

Once ideal del Leverkusen (Extracto de la guía de eltiralineas.es)

Bellarabi celebrando el gol

Bellarabi celebrando el gol

El segundo partido sería ante el Hertha, partido importante para el aficionado para poder confirmar si el Bayer podrá competir toda la temporada a tal nivel. Jugaron con el mismo once y con la misma intensidad además de estar creando más peligro, pero la suerte no acompañaba y en el minuto 24 con un gol en propia de Jedvaj en un simple pase horizontal procedente de las botas de un Schieber acertado pondría el 0-1 y la alarma se encendía en el equipo de Schmidt, entonces ‘tomaron’ una aspirina y el equipo volvió a presionar y arriesgar con transiciones rápidas ante un equipo bien plantado, volverían las buenas sensaciones con el gol de Jedvaj venidero de una jugada de ’10’ procedente de las botas de un Castro estelar que con tal elegancía pondría un pase milimetrado entre los centrales que un tímido Jedvaj remataría. Jedvaj se soltaba y con él su equipo, vendrían los mejores minutos, con ocasiones de Bellarabi y compañía pero sin suerte, diez minutos más tarde un acertado Schieber pondría un 1-2 tras un rechace de Leno, parecía ser definitivo, levantarse tras unos minutos tan buenos suele ser difícil levantarse, hubieron minutos en los que el Hertha tuvo el 1-3 en sus manos pero los papeles se intercambiaron y en una jugada a balón parado -como los grandes- el guante de el mago turco pondría en la cabeza de Spahic un balón que éste pondría en el fondo de la red, minuto 62 y 2-2, las espadas en todo lo alto.

Jugada de estrategia en la que llega el gol

Jugada de estrategia en la que llega el gol

A partir de aquí el Leverkusen sería dueño y señor del partido, llegarían sendos goles que pondrían el 4-2 al final del partido, el 3-2 llegaría a partir de una gran jugada de Bellarabi, que enviaría el balón al poste, esférico que más tarde remataría el joven Brandt con pierna derecha, el 4-2 daba el partido por muerto con un gran gol de volea de Bellarabi -el que nunca hace nada- gracias a un gran pase de Calhanoglu. Fin del partido, 3 puntos más y líderes. ¿Algo más que añadir?

Quizás os esperabais un análisis milimétrico de cada espacio de este equipo, pero he querido hacer un resumen de lo bien que lo viene haciendo este equipo partido tras partido mezclando una especie de crónica con análisis. Espero que os haya gustado. Un placer

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s