David de Gea, el nuevo candado Devil


De Gea pateando un balón sobre el verde de Manchester

De Gea pateando un balón sobre el verde de Manchester

Tras la retirada de un mito como Edwin van der Sar, Sir Alex Ferguson tenía una papeleta ciertamente complicada, fichar a un portero que tuviese las condiciones para ser un recambio de garantía en el verde de Old Trafford.

Lo cierto es que no se apostó por un portero con madurez y que hubiese disputado encuentros en la Premier League. Los Red Devils pusieron sus ojos en un joven canterano que estaba empezando a dar sus primeros pasos hacia el éxito en la Ribera del Manzanares.

De Gea llegaba a Manchester siendo prácticamente un desconocido y una caja de sorpresas, pues era muy joven y no había tenido ninguna experiencia fuera de España. En un principio parecía no adaptarse, pues Sir Alex se vio obligado a rotarle tras cometer algunos fallos de bulto en su primera campaña como cancerbero del Manchester United. El español fue adaptándose al estilo de vida, y por consecuencia, a la nueva liga y poco a poco fue dándonos síntomas de todo lo que podía demostrar. Se coronó campeón de la Premier League y empezó a hacer actuaciones muy valiosas para los del técnico escocés. Después de la retirada de Ferguson como técnico, David Moyes llegó a Old Trafford para continuar con la época dorada del conjunto de Greater Manchester. El equipo no tuvo un buen comienzo, pues como todos recordamos, esta temporada no está disputando competición europea, pero David comenzó a llegar a un nivel que era difícilmente mejorable. Todos recordamos grandes actuaciones suyas, con paradas imposibles gracias a sus reflejos y su agilidad bajo los postes. Un nuevo ídolo empezaba a afianzarse en Old Trafford.

El equipo no acabó bien la temporada y él fue de lo poco salvable. Moyes fue destituido y Ryan Giggs fue el técnico interino hasta el final de la temporada. Llegaba Van Gaal al banquillo del United, tras su llegada después de un excelente mundial con Holanda, se habló de que el nuevo entrenador buscaba un nuevo arquero porque no acababa de confiar en el español. Van Gaal se equivocó, De Gea empezó a consagrarse como uno de los mejores porteros del mundo y Louis declaró que no ficharían a ningún portero ya que David les había demostrado estar totalmente capacitado. En la presente temporada cuando los Red Devils han sufrido, ahí ha estado él para apagar los fuegos y hacer actuaciones memorables. Y De Gea no sólo se ha mostrado como un buen portero bajo palos, sino que también ha mejorado en su juego aéreo, aspecto que en la liga inglesa toma una gran importancia. Mejora que su zaga ha notado en la actual temporada cuando éste ha estado bajo palos.

Su óptimo rendimiento en las islas nos hace ver en De Gea un digno heredero de van der Sar y de Iker Casillas en el Manchester United y la Selección española, respectivamente.

Anuncios